top of page

Todo lo que necesitas saber sobre temas fiscales para emprender en México

Sin duda alguna, empezar un emprendimiento o negocio en México es todo un reto. Aunque vale la pena para hacer lo que te gusta, siempre será necesario estar bien informado y conocer todos los aspectos necesarios para que tu negocio salga adelante. Uno de los aspectos más importantes es el temido y controversial tema fiscal. Escuchar la palabra "impuestos" puede dar miedo o causar incertidumbre, pero informándote y conociendo de este tema, sin duda podrás salir adelante.



¿Cuáles son los retos fiscales al emprender un negocio?


Emprender en México presenta varios retos fiscales que pueden ser desafiantes, especialmente para aquellos que inician sin un conocimiento profundo del sistema tributario. Estos son algunos temas que necesitarás saber:


Cumplimiento Normativo:


Cada año, las leyes fiscales en México suelen tener modificaciones y, en algunos casos, pueden ser complejas. Estar actualizado e informado es relevante al momento de emprender, así evitarás problemas legales.


Administración de Recursos:


La planeación en un negocio es esencial si quieres tener todo bajo control, ya que el pago de impuestos va de la mano con los ingresos y egresos de una pequeña empresa. Tener el control financiero te permitirá gestionar tus impuestos y evitar sanciones o multas.


Evitar Sanciones:


El correcto pago de los impuestos, realizar tus declaraciones en tiempo y forma, así como emitir tus facturas correctamente, te ayudará a tener todo bajo control y evadir multas.



Empecemos con lo básico: ¿Cuál es la diferencia entre ingreso y egreso? 



Tal vez para algunos la diferencia entre ingreso y egreso es clara; pero para otros, aún no lo es. Aquí te lo explicamos:


Ingreso:


Los ingresos son la entrada de dinero o capital al negocio o emprendimiento, como la venta de servicios, productos o financiamiento para la empresa.


Egreso:


Es cuando una persona física o moral realiza un gasto o una salida de dinero de su negocio. Esto puede ser al adquirir un producto o servicio, que dependiendo de la necesidad puede convertirse en un gasto.


Una cosa es tener un gasto y otra un egreso. La diferencia es que los egresos suelen ser gastos necesarios, como el pago de impuestos, mientras que los gastos pueden ser costos no tan necesarios.


Algunos ejemplos de egresos son:

  • Impuestos

  • Gastos personales

  • Préstamos


Algunos ejemplos de gastos son:

  • Papelería

  • Equipo de cómputo

  • Nómina de los empleados

  • Capacitaciones

  • Viáticos


Al final, los gastos de tu negocio se dividen entre deducibles y no deducibles.


Gastos deducibles y no deducibles, ¿Cuál es la diferencia?



En términos fiscales, los gastos deducibles son aquellos en los que puedes obtener una factura por ese gasto y que podrá ser restado al momento de realizar tu declaración de impuestos con el SAT. También existen los gastos no deducibles de impuestos y son aquellos en los cuales a pesar de tener una factura, no podrás deducir en tu declaración.


Para conocer qué gastos puedes deducir y cuáles no, tendrás que ver cuáles aplican según el régimen fiscal en el que estés registrado.


¿Qué necesito para facturar?


Para solicitar una factura en México, necesitas tener tu Constancia de Situación Fiscal o al menos conocer sus datos de memoria. Si vas a facturarle a un cliente, necesitarás su CSF o datos para poder emitirla. Al realizar una factura, se acredita el pago realizado por el producto o servicio y se podrán generar deducciones de impuestos.



¿Qué información contiene la Constancia de Situación Fiscal?


Tener tu Constancia de Situación Fiscal es la manera más fácil de otorgar tus datos a empresas, o pedir los datos a un cliente, para poder emitir o solicitar la factura correspondiente. Esta lleva los siguientes datos:


  • Nombre completo, denominación o razón social.

  • Registro Federal de Contribuyentes.

  • Fecha de alta de tu empresa o persona ante Hacienda.

  • Domicilio fiscal.

  • Actividad económica con la que te registraste ante el SAT.

  • Régimen fiscal.

  • mica con la que te registraste ante el SAT.

  • Régimen fiscal.



Pasos fundamentales para empezar en el tema de impuestos en México



Antes de iniciar tu negocio, es importante tener claros ciertos aspectos fiscales que te ayudarán a establecer una base sólida para tu emprendimiento. Aquí te dejamos algunos puntos clave que debes considerar:


Registro ante el SAT


El primer paso es registrarse ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para obtener tu Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Este registro es indispensable para operar legalmente y realizar cualquier transacción comercial.  Te dejamos una pequeña y útil guía para hacer tu registro. 


Elección del Régimen Fiscal


Dependiendo del tipo de negocio que emprendas y tus expectativas de ingresos, deberás elegir el régimen fiscal más adecuado. Esta elección afectará tus obligaciones fiscales y la forma en que presentarás tus declaraciones, así que asesórate con un contador y elige la mejor opción para tu negocio.


Facturación Electrónica


Al estar registrado en el SAT, será necesario que empieces a emitir facturas electrónicas (CFDI). Estas facturas electrónicas son obligatorias y son fundamentales para cumplir con el tema fiscal y la deducción de gastos.


Asesoría Profesional


Sabemos que cuando emprendes tu propio negocio, buscas ahorrar y hacer todo por tu cuenta, pero si en algo no te recomendamos escatimar recursos es en el tema fiscal. Realizarlo incorrectamente podría llevarte muchos problemas. Acércate con un contador de confianza y deja que te guíe y asesore de la mejor manera. Así lograrás tener un negocio exitoso y con una situación fiscal adecuada.



Conceptos básicos a conocer sobre impuestos en México


A continuación, te daremos a conocer los principales conceptos fiscales en México, de esta manera conocerás lo básico sobre estos términos y no te quedarás en blanco cada vez que los escuches.


CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet)


Es la factura electrónica que debe emitirse para todas las transacciones comerciales. Incluye información sobre el emisor y receptor, productos o servicios, montos e impuestos.


RFC (Registro Federal de Contribuyentes)



ISR (Impuesto Sobre la Renta)


Es un impuesto que se aplica sobre los ingresos obtenidos. Debe declararse y pagarse de forma mensual y anual.


IVA (Impuesto al Valor Agregado)


Es un impuesto que se aplica al consumo de bienes y servicios. Debes integrarlo dentro de tus costos y recordar que el IVA NO es un ingreso, tú solo lo recaudas y debes al final declararlo y pagarlo al SAT.


Si quieres saber todos los detalles de cómo funciona el IVA, da clic aquí. 


Declaraciones Fiscales


Son los reportes que debes presentar al SAT para informar sobre tus ingresos, gastos y el cálculo de impuestos correspondientes. Pueden ser mensuales, trimestrales o anuales, dependiendo del tipo de régimen fiscal en el que te encuentres.


Regímenes fiscales para pymes en México, ¡Conócelos!



Ya que te encuentres dentro del SAT, tu siguiente decisión será escoger el régimen fiscal más adecuado para tu negocio. Aquí te compartimos algunos de los requisitos generales y beneficios para los regímenes más comunes entre pequeños contribuyentes:




¿Cómo elegir el régimen fiscal que más te conviene?


Primero que nada, no siempre tienes la opción de elegir un régimen; a veces, estás obligado a estar en alguno o no calificas para el más conveniente. Escoger el régimen fiscal para tu negocio es uno de los pasos más importantes en temas fiscales, esto será esencial para aprovechar beneficios ante el SAT. Elige con inteligencia tu régimen, aquí algunos tips:


1. Evalúa tus ingresos y actividad


Analiza tus ingresos anuales estimados y el tipo de actividad que realizarás. Por ejemplo, el RESICO para Persona Física tiene tasas muy bajas de ISR, pero no te permite hacer deducciones.


2. Considera tus necesidades de deducción


¿Realizarás muchas deducciones? El régimen de actividades empresariales y profesionales podría ser para ti. Por otro lado, si eso no es tan relevante para ti, seguramente podrás encontrar otras opciones.


3. Acércate a un profesional


Consultar a un contador o especialista fiscal puede ser una elección de oro. Un profesional puede ayudarte a analizar tu situación específica y recomendar el régimen fiscal más adecuado para tu negocio. En SIMMPLE te ayudamos desde la elección de régimen fiscal y hasta la declaración de impuestos. 


¿Aún tienes dudas sobre el SAT, Regímenes fiscales e impuestos? Acércate a SIMMPLE



Nosotros somos especialistas en temas fiscales y de nómina. Podemos realizarte un Diagnóstico Fiscal GRATIS para que sepas cómo te encuentras ante el SAT y dar el siguiente paso con tu emprendimiento. Con gusto te asesoramos a tomar la mejor decisión sobre tu régimen fiscal y tus declaraciones que necesitas llevar.


Descarga nuestra GUÍA DEL PEQUEÑO CONTRIBUYENTE GRATIS, aquí podrás encontrar todo lo que necesitas si estás emprendiendo un negocio.

76 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page