top of page

¿Qué régimen me conviene si soy freelancer y qué impuestos debo pagar al SAT?

En un mundo digital, ser o convertirse en un freelancer es sin duda una buena idea. Con el crecimiento de plataformas en internet, el uso de redes sociales y los diversos métodos de pago que existen en la actualidad, ser freelancer es una excelente opción si buscas ser dueño de tu propio tiempo, no depender de un jefe y viajar por el mundo. 



Para empezar hay que recalcar que ser independiente o freelance te llevará a inscribirte al SAT y tendrás que pagar impuestos por los ingresos que recibas por dicha actividad. 


Como freelance también tendrás que tomar decisiones y una de ellas sin duda alguna es el tema de los impuestos. Seguramente te has preguntado: ¿Qué régimen me conviene? ¿Qué impuestos tengo que pagar? ¿Necesito un contador?. Por suerte, llegaste al lugar indicado. 


¿Qué impuestos tengo que pagar si soy freelancer?


El pago de impuestos es algo que podría dar un poco de miedo, por eso esta pregunta es una de las más frecuentes e importantes al momento de volverte independiente y entrar a algún régimen dentro del SAT.



La cantidad de impuestos que tendrás que pagar como freelancer depende de varios factores como tus ingresos, el régimen al cual estés registrado y por último, las deducciones fiscales a las que tienes derecho.



Como freelancer existen, principalmete, dos impuestos que tendrás que pagar mes a mes.


Impuesto al Valor Agregado (IVA)


Este impuesto se cobra a la compra y venta de productos, enajenación de bienes y prestación de servicios independientes. El porcentaje del IVA va a depender de la región del país dónde te encuentres, normalmente suele ser del 16% pero en otros casos es del 8%.


Es muy importante que incluyas el IVA en el precio final de tu producto o servicio, si no lo haces, al final tendrás que ponerlo de tu bolsillo. Además, deberás considerar que ese dinero que recaudas no es tuyo: el IVA al final deberás pagarlo al SAT, tú solo eres un intermediario.




Impuesto Sobre la Renta (ISR)


Este impuesto se paga de manera íntegra en tus declaraciones y tiene una tasa variable que va de 1.92% a 35% sobre las ganancias o ingresos, cuando se prestan servicios de manera profesional, arrendamiento, enajenación de bienes.


Recuerda que, como freelance, tendrás que organizar muy bien tus ingresos, egresos y retenciones, para que así puedas tener claridad en tus declaraciones mensuales ante nuestro amigo el SAT. 



¿Qué régimen me conviene si soy freelancer?


En realidad no existe un régimen mejor que otro; el perfecto para ti será aquel que se adecúe más a tus actividades, ingresos y gastos. Algunas veces tendrás la opción de elegir el que más te convenga y otras estarás obligado a estar en uno en específico.


Existen 3 tipos diferentes de regímenes para freelancers y son los siguientes: 


Régimen de persona física con actividad empresarial o profesional


En este régimen, te podrás dar de alta si obtienes ingresos a través de servicios profesionales (doctores, dentistas, abogados, mercadólogos, etc), o si realizas actividades comerciales, industriales o de autotransporte. Puedes estar en este régimen sin importar el monto de tus ingresos.



Obligaciones del Régimen de Persona Física con Actividad Empresarial y Profesional


Tienes la obligación de declarar mensualmente el IVA e ISR que, dependiendo de tus ingresos, será del 1.92% al 35%. 

Para que puedas pertenecer a este régimen, no podrás ofrecer tus servicios de forma exclusiva, porque podría ser considerado como que tienes un único empleador y en ese caso tendría que contraer obligaciones patronales contigo.


Ventajas


Una de las ventajas que te ofrece este régimen es la posibilidad de deducir gastos relacionados a tu actividad profesional. Por ejemplo, si eres odontólogo podrás deducir los gastos realizados en equipos, accesorios y mercancía relacionada a tus servicios dentales. 


Régimen Simplificado de Confianza (RESICO)


El RESICO es un régimen relativamente nuevo y que viene a reemplazar al RIF. Este nuevo régimen entró en vigor el 1 de enero del 2022 y debe de cumplir con algunos requisitos para entrar al mismo. 


Requisitos para pertenecer al RESICO


  • Tendrás que ser una persona física y no superar los 3.5 millones de pesos en ingresos anuales.


  • Realizar actividades empresariales y profesionales (talleres mecánicos, imprentas, restaurantes, cafeterías, cocinas económicas, bares, tiendas de abarrotes, escuelas, guarderías, ferreterías y refaccionarias etc.)


  • También el uso o goce de bienes inmuebles (arrendamiento de departamentos, casas y locales comerciales, entre otros) como actividad.


  • Ser parte del Régimen de Incorporación Fiscal


  • También aquellas personas con actividades relacionadas a agrícolas, ganaderas, pesqueras o silvícolas. 


Obligaciones al estar en RESICO


Con este régimen, los contribuyentes estarán obligados a pagar entre el 1 y 2.5% de ISR, además que los mismos no podrán deducir ningún tipo de gasto relacionado a su negocio. 


Ventajas


Una de las principales ventajas es que la tasa de ISR ronda entre el 1% y 2.5%. Este porcentaje es una disminución importante si lo comparamos con otros regímenes fiscales. 


Uno de los contras de este régimen, es que a comparación del Régimen de persona física con actividad profesional, no podrás hacer deducciones relacionadas a tu negocio.



Régimen de Plataformas Digitales


Como su nombre lo dice, podrás ingresar a él si lo tuyo son los ingresos a través de plataformas como: Uber, Didi, Amazon, Mercado libre, Airbnb, etc.



Obligaciones


Tendrás dos opciones dentro este tipo de régimen:


Pagos definitivos: para poder pertenecer a esta modalidad, tus ingresos no deben superar los 300 mil pesos, y en este caso las mismas plataformas te harán la retención del ISR e IVA, lo cuál es algo muy práctico. Un ejemplo es que al estar en una plataforma digital como Amazon, la plataforma realizará el cobro del 1% de ISR y 8% de IVA cada mes. 


Pagos provisionales: Para esta modalidad no hay límite de ingresos, tus impuestos se calcularán dependiendo de la tabla de ISR, que puede llegar hasta el 35%.


En esta modalidad podrás hacer deducciones relacionadas a tu negocio, por lo cual tu pago de impuestos podría reducirse. 



Ventajas


Si estás en la modalidad de pagos definitivos, no tendrás que estar presentando declaraciones mes con mes, pues las mismas plataformas se encargarán de cobrar y retener el ISR e IVA y pagarás mucho menos de impuestos.


Recomendaciones Fiscales para Freelancers



En SIMMPLE queremos que como freelancer puedas llevar tus impuestos como un verdadero profesional, es por eso que te damos los siguientes consejos:


-Escoge el régimen que mejor se adecúe a tus actividades e ingresos. No te guíes por los de otras personas y elige el mejor para ti.


-Sé organizado en tus ingresos y gastos, llevar un control de lo que entra y sale, será primordial para que tus deducciones y declaraciones sean correctas. 


-Paga tus impuestos a tiempo, evita llevarte sorpresas desagradables al realizar tu declaración anual.


-Asesórate si lo necesitas. No hay nada como tener la ayuda de un profesional, si tienes dudas, asegúrate de aclararlas. 


87 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page