top of page

Auditoría fiscal del SAT 2023: tips que no sabías que necesitabas

Prepararse adecuadamente para una auditoría del Servicio de Administración Tributaria (SAT) es muy importante para garantizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y evitar multas y sanciones.



En este blog te explicamos qué es una auditoría, los tipos que existen y cómo superarlas con éxito.


¿Qué es una auditoría fiscal?


Es un proceso de revisión y análisis de los registros contables y financieros de una persona física o moral por parte de una autoridad fiscal, en este caso el SAT o finanzas del estado.


El objetivo principal es asegurar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y reportar si el contribuyente ha declarado y pagado sus impuestos de manera correcta, de acuerdo a la normativa vigente.


Durante la auditoría la autoridad revisa detalladamente los estados financieros, las declaraciones presentadas, así como toda la documentación de las operaciones y transacciones realizadas por el contribuyente.



¿Qué revisa el SAT durante una auditoría?


  1. Cumplimiento de obligaciones fiscales: ISR, IVA, etc.

  2. Documentación comprobatoria: Facturas, contratos, entre otros.

  3. Deducciones y exenciones fiscales: Verifican su procedencia y justificación.

  4. Cumplimiento de obligaciones formales: Presentación de avisos, registros, informes y documentación solicitada por el SAT.


Recuerda que una auditoría fiscal puede realizarse de manera aleatoria o como resultado de un análisis de riesgo efectuado por la autoridad fiscal. Pero también puede ser consecuencia de denuncias o indicios de evasión fiscal.


Tipos de auditorías fiscales


  • Auditoría electrónica: Se enfocan en la comprobación de datos y documentos electrónicos; archivos digitales, bases de datos, sistemas de información, registros contables en línea, entre otros.

  • Visita domiciliaria: Visitan físicamente las instalaciones para revisar directamente los registros contables, la documentación y los activos relacionados con su situación fiscal. Además, pueden hacer preguntas, solicitar aclaraciones y obtener información adicional sobre las operaciones realizadas.

  • Revisiones de gabinete: En este caso los contribuyentes son citados en las oficinas del SAT y deben presentar la documentación solicitada, que puede incluir registros contables, facturas, comprobantes de ingresos y gastos, estados financieros, etc.


Tips para prepararte para una auditoría



1. Conoce tus obligaciones fiscales:


Es muy importante que tengas muy claro cuáles son las obligaciones fiscales específicas de tu régimen y mantenerte actualizado. Esto implica estar al tanto de los impuestos que debes pagar, los plazos de presentación de declaraciones, la documentación requerida y cualquier otro requisito específico aplicable a tu situación particular.


2. Organiza tu documentación:


Reúne y organiza todos los documentos fiscales y contables relevantes, como facturas, recibos, estados de cuenta, libros contables y registros de impuestos. Para ello es importante llevar una contabilidad ordenada y respaldada.


3. Revisa tus declaraciones fiscales:


Realiza revisiones periódicas de tus registros contables y declaraciones fiscales. Corrige cualquier error o discrepancia antes de que el SAT lo haga.


4. Verifica el cumplimiento de requisitos fiscales:


Asegúrate de cumplir con todas las obligaciones fiscales, como el registro correcto en el RFC, la emisión de facturas adecuadas, el pago de impuestos y la retención de impuestos correspondientes. Revisa la correcta aplicación de tasas de IVA y retenciones, así como el cumplimiento de requisitos específicos para tu actividad económica.


5. Prepara a tu equipo:




Si tienes un contador o asesor fiscal, asegúrate de que estén preparados para colaborar en la auditoría y tengan acceso a la información y documentación necesaria. Capacita a tu equipo en los aspectos relevantes de la legislación fiscal y los procedimientos de auditoría.


6. Mantén una comunicación activa con el auditor:


Establece una comunicación abierta y clara con el auditor. Responde a sus solicitudes de información de manera oportuna y coopera activamente durante todo el proceso.


7. Busca asesoramiento profesional:


Siempre es recomendable contar con el apoyo de un contador o asesor fiscal especializado. Ellos pueden ayudarte a revisar tu situación fiscal, aclarar dudas y asistirte durante el proceso de auditoría.


Recuerda que estas recomendaciones son generales y es importante adaptarlas a tu situación particular. Cada auditoría puede ser diferente y puede requerir enfoques específicos.


¡Nosotros te ayudamos!



En Simmple tenemos una plataforma que te permite llevar un orden preciso de todos tus documentos fiscales, además tendrás la asesoría de contadores calificados que te ayudarán a llevar un registro preciso para cumplir con todas tus obligaciones fiscales en tiempo y forma, y así evitar errores y facilitar el proceso de auditoría, en caso de tener una.


Contáctanos vía WhatsApp, o llámanos al 55 2875 1639 y descubre cómo podemos ayudarte.

122 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page